La circuncisión reduce riesgo de SIDA

Un nuevo estudio que podría impulsar los esfuerzos de prevención del VIH afirma que los hombres africanos no participan en comportamientos sexuales más riesgosos después de ser circuncidados.

La investigación ha demostrado que la circuncisión puede reducir en gran medida el riesgo de ser infectado con el virus del SIDA en los hombres.

El estudio se realizó en la provincia de Nyanza en Kenia, una región donde la circuncisión masculina no es común. Nelli Westercamp es la investigadora y autor principal del estudio.

A pesar de la reducción de riesgos, Westercamp dijo que la circuncisión masculina no se debe utilizar solamente para prevenir la infección por VIH.

Se supone que debe ser implementado como un conjunto de intervenciones – la circuncisión masculina, la promoción de preservativos, pruebas de VIH, asesoramiento, y así sucesivamente, afirmó.

Algunos temían que si la circuncisión se promovía como una medida de prevención, los hombres circuncidados podrían pensar que estaban bien para participar en el comportamiento sexual de riesgo.

Entre 2008 y 2010, cerca de 3.200 hombres no circuncidados de la provincia de Nyanza, participaron en el estudio. La mitad se sometió a la circuncisión médica, mientras que la otra mitad no.

Al inicio del estudio, aquellos que optaron por el procedimiento en realidad pensaban que estarían en un mayor riesgo de infección que los que optaron por no haberlo hecho. Esa percepción se redujo significativamente con el tiempo.

En cuanto a los comportamientos sexuales, vimos que el nivel general de la actividad sexual aumenta por igual en ambos grupos – en su mayoría impulsados por el grupo de edad más joven. Eso es entre 18 y 24 años de edad. “Algunas conductas de protección, como el uso del condón aumentan, sobre todo entre los hombres circuncidados”, afirmó Westercamp.

http://www.voanoticias.com

Anuncios

África austral, región de mayor incidencia mundial de HIV/sida

Port Louis, 18 feb (PL) África austral es la región con mayor cantidad de personas infectadas de HIV/sida en el mundo, más de 13 millones 400 mil, afirmó hoy el ministro de Salud de Mauricio, Lormus Bundhoo. El peor desafío para los países de la Comunidad para el Desarrollo de esa región (SADC) son los efectos nefastos de esa enfermedad, mucho más que los políticos y sociales, expresó el titular durante una reunión de esa organización.

Los enfermos más afectados entre los adultos sexualmente activos fluctúan de los 20 a 39 años de edad, aseguró Bundhoo en el encuentro en la localidad de Quatre-Bornes, a 20 kilómetros de esta capital.

La tasa de prevalencia entre los drogadictos es del 51,6 por ciento, mientras la de las trabajadoras sexuales alcanza el 22,3 por ciento y la de los homosexuales el 20, agregó.

Según el ministro, esos indicadores varían de forma considerable entre un país y otro dentro de la SADC, del uno hasta el 40 por ciento de prevalencia, en tanto las poblaciones urbanas son más afectadas que las rurales.

El 53 por ciento de los portadores de la enfermedad en el área comprendida por la SADC son mujeres, entre las que el 92 por ciento la contraen por contacto sexual, en tanto el contagio de madre a hijo es el del siete por ciento del total de infectadas.

Respecto a Mauricio, la tasa de prevalencia de HIV/sida entre la población adulta mayor de 15 años fue de 1,02 por ciento en 2013, equivalente a 10 mil personas.

Unas cinco mil 700 de ellas fueron diagnosticadas en diciembre en todo el país, uno de los miembros de la SADC junto a Sudáfrica, Angola, Botswana, República Democrática del Congo, Lesoto, Madagascar, Malawi, Mozambique, Namibia, Swazilandia, Tanzania, Zambia y Zimbabwe.

Mauricio, que comprende también las islas de San Brandón, Carajos, Rodrigues y las Agalega, es un Estado africano del suroeste del océano Índico, a 900 kilómetros del oriente de Madagascar.

El archipiélago se caracteriza por la celebración de eventos científicos internacionales sobre el tema, como el XII Coloquio HIV/Sida-océano Índico en noviembre del pasado año, que intercambió sobre los últimos progresos en los países de esa área.

http://www.prensa-latina.cu

Crece en África intolerancia a antirretrovirales

Cada vez son mas personas con sida en África que desarrollan intolerancia a los medicamentos y sufren severos efectos secundarios, por lo cual necesitan terapias antirretrovirales más modernas y costosas.

Científicos en Zimbabwe, Uganda, Nigeria y Malawi afirman que algunos pacientes muestran señales de estar volviéndose intolerantes a los fármacos nevirapina y efavirenz.

Daniel Sibanda, investigador sobre sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) de la Universidad de Zimbabwe, sostiene que, aunque todavía no hay muchos estudios, las últimas investigaciones indican riesgos de toxicidad en algunos pacientes.

“Nuestra investigación concluyó que las pacientes mujeres con alto recuento de células CD4 desarrollaron toxicidad ante la nevirapina”, dijo Sibanda en la 17ª Conferencia Internacional sobre Sida e Infecciones de Transmisión Sexual en África, que se realizo entre el 7 y el 11 de este mes en Ciudad del Cabo.

“Esto significa que deben cambiar a otras combinaciones de medicamentos, pero esas pueden ser alternativas caras”, añadió.

Estos temores surgen justo cuando Zimbabwe comienza a adoptar las nuevas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que instan a los países a iniciar tratamientos con antirretrovirales en los pacientes con cuenta de linfocitos CD4 igual o inferior a 500, esto es, mientras el sistema inmunológico todavía es fuerte.

Antes, la OMS sugería el tratamiento cuando la cuenta era de 350 o menos.

Estas nuevas pautas implican que más zimbabwenses deben recibir antirretrovirales, pasando de 800.000 a más de 1,2 millones, según el Ministerio de Salud y Bienestar Infantil de ese país.

El desafío del Estado, que debe pagar estos costosos tratamientos, es mayor si algunos pacientes necesitan incluso otro tipo de medicamentos.

La nevirapina y el efavirenz “son fármacos de primera línea, y si los pacientes cambian a otros por la toxicidad, es un problema para un país como Zimbabwe porque son caros y no se pueden conseguir gratis”, dijo Sibanda a IPS.

En Malawi, uno de los países con mayor número de personas con VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida), algunos pacientes están sufriendo efectos colaterales por el efavirenz.

Colin Speight, del Hospital Central Kamuzu, en Lilongwe, observó mareos, insomnio y sueños intensos, psicosis, confusión, sarpullidos y marcha anormal.

“El efavirenz fue promocionado en Malawi como la nueva medicina maravillosa, y aunque la mayoría de los pacientes no presentaron efectos colaterales, sí fueron comunes los efectos moderados”, dijo a IPS.

Aunque el número de pacientes que experimentan problemas sigue siendo pequeño, según Speight, no hay muchas alternativas para tratarlos.

“Lo que ahora procuramos en Malawi es encontrar la terapia que mejor funcione para la mayor cantidad de personas posible. Nunca vas a conseguir un fármaco que todos toleren”, señaló.

A comienzos de este año, personas con sida y activistas de Malawi presionaron al gobierno para que proveyera nuevas medicinas.

Una de las opciones es reducir la dosis por paciente, dijo en la conferencia Jackson Mukonzo, investigador ugandés de la Universidad de Makarere, en Kampala.

Pero Tandakha Dieye, del Departamento de Inmunología de la Universidad de Dakar, sostuvo que los trabajadores de la salud y los pacientes debían sopesar la cuestión de la toxicidad y la capacidad de los medicamentos para prolongar la vida del enfermo.

“La toxicidad no siempre aparece al inicio del tratamiento. Puede tardar mucho en desarrollarse, a veces aparece 20 años después”, dijo Dieye a IPS.

“Los beneficios son mayores que los riesgos… Debemos encontrar un equilibrio entre la toxicidad y el beneficio de los fármacos”, añadió.

En un continente en el que muchas personas con VIH no acceden a antirretrovirales con los que podrían prolongar sus vidas, el problema de la intolerancia pone en jaque los programas para controlar la epidemia.

Por tanto, los científicos llaman a realizar más investigaciones sobre las causas y el alcance de este fenómeno. Investigadores, trabajadores de la salud y autoridades podrán entonces diseñar iniciativas para afrontar este problema.

Por Ignatius Banda

http://www.gacetadeguinea.com

Los jesuitas reúnen en un libro los 30 años de servicio de la Iglesia contra el SIDA

9557Treinta años de experiencia de los voluntarios y de las diversas organizaciones de la Iglesia católica en favor de mujeres, hombres y niños afectados por la epidemia del VIH en África fueron recogidos en un libro, publicado por Ajan, la red de los jesuitas africanos contra el SIDA establecida por la Conferencia de Superiores Mayores de África y Madagascar (JESAM) en 2002 para coordinar y ampliar la respuesta de la Compañía de Jesús a esta pandemia.

El libro: “AIDS, 30 Years Down the Line… Faith-based Reflections about the Epidemic in Africa” (SIDA, 30 años en la línea… Reflexiones basadas en la fe acerca de la epidemia en África), relata las muchas historias sobre el impacto de esta pandemia en muchos países africanos y las situaciones reales de personas y comunidades.

La curia general de la Compañía de Jesús, señaló que el libro, además de indicar los retos médicos y logísticos que continúan afligiendo a África, se centra en el contexto particular de la zona, sumida en la pobreza, el conflicto y la desigualdad. Al mismo tiempo, pone de manifiesto las cuestiones culturales y étnicas y destaca la necesidad de una respuesta global.

En la elaboración del texto ha contribuido un amplio elenco de especialistas, tanto del mundo social y legal como de los derechos humanos y de la ética. Estos intentan ofrecer perspectivas de gran escala, mientras que otras respuestas se basan en las propias comunidades afectadas.

El libro contiene 29 documentos de jesuitas y otros miembros de la Iglesia Católica, de académicos y profesionales, que aportan desde visiones teológicas, filosóficas y sociológicas hasta visiones relacionadas con los derechos humanos y la ética.

El libro se divide en cuatro partes: establecimiento de un marco de trabajo con perspectivas novedosas; puntos de vista económicos y socioculturales; consideraciones éticas y relativas a los derechos humanos; y respuestas de la Iglesia, tanto teóricas como prácticas.

Para solicitar copias del libro contactar a: books@jesuitaids.net.

Según datos ofrecidos por la OMS, a escala mundial, 35,3 millones de personas están infectadas con el HIV. La gran mayoría de ellas se encuentran en países de bajos y medianos ingresos. Se calcula que en 2012 se infectaron unos 2,3 millones de personas.

Además, el VIH es el agente infeccioso más mortífero del mundo. Hasta la fecha se cobró la vida de unos 36 millones de personas, y se calcula que en 2012, 1 millón seiscientos mil personas murieron de sida.

 

http://www.aica.org

Misiones Salesianas pide mayores esfuerzos en la prevención del sida

Además, según estas cifras, sólo el año pasado se calcula que más de un millón y medio de personas murió por esta enfermedad y otros 2,3 millones la contrajeron. Pero para Misiones Salesianas, una de las cifras más dolorosas es que “casi 3,5 millones de niños, la mayoría del África subsahariana, tienen el virus del sida desde el embarazo, el parto o la lactancia”.

Ante esta situación, Misiones Salesianas también pide “mayor sensibilización”, sobre todo entre los más jóvenes y en los países más empobrecidos, para poner freno a esta enfermedad.

Precisamente, para combatirla, Misiones Salesianas desarrolla diversos programas en África y en América. Concretamente, en Togo, Angola, Kenya y Tanzania, lleva a cabo actuaciones preventivas, y en Sudáfrica y Ciudad del Cabo tiene en marcha los proyectos ‘Love Matters’ y ‘Life Choice’, de los que se benefician miles de menores a los que se realizan análisis, se ofrece información, educación, atención médica y ayuda psicológica.

Por otra parte, en los centros de acogida, cientos de niños y niñas con sida encuentran un hogar y personas que cuidan de ellos. En América, dos de los modelos del trabajo de Misiones Salesianas en este ámbito se encuentran en Haití, con el reparto de antirretrovíricos a mujeres con escasos recursos, y en Venezuela, donde la Fundación Hogar San Luis atiende desde 2005 a niños, adolescentes y familiares de los enfermos de sida con proyectos educativos.

“Se han hecho muchos avances en los últimos años y el número de nuevos infectados ha descendido casi a la mitad, pero los esfuerzos en la prevención y en la información deben continuar para vencer definitivamente a la enfermedad”, apunta Misiones Salesianas.

http://www.telecinco.es

El presidente de Sudán del Sur se compromete a reforzar la respuesta del país al VIH

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, ha reiterado su compromiso con la expansión de los programas contra el VIH en el país. Durante una reunión con el director ejecutivo adjunto de la división de Programa de ONUSIDA, Luiz Loures, en la capital de Sudán del Sur, Juba, el presidente Kiir afirmó: “Ganamos la batalla por la independencia de Sudán del Sur. También ganaremos la guerra contra el VIH. Lo he convertido en mi prioridad. Quiero mantener a mi pueblo a salvo a toda costa”.

Sudán del Sur consiguió la independencia de Sudán en 2011 tras una guerra civil de 30 años que segó la vida de más de 2,5 millones de personas. El país está entrando ahora en un exigente periodo de transición: de la guerra a la paz y el desarrollo.

Durante los últimos dos años, Sudán del Sur, en colaboración con sus socios de desarrollo, ha trabajado duro para crear instituciones e infraestructuras multisectoriales a fin de proporcionar servicios públicos básicos, como la educación y la atención sanitaria.

“Estos esfuerzos atestiguan la resiliencia del pueblo de Sudán del Sur y son un signo claro de su deseo de lograr un estado independiente viable”, dijo el Dr. Loures, alabando al gobierno por su compromiso con la creación de una nación sana y productiva.

Los esfuerzos de respuesta al VIH del país deben ampliarse. Se calcula que 150 000 personas vivían con el VIH en Sudán del Sur en 2012 y solo el 9% de las personas idóneas para recibir el tratamiento según las directrices de la Organización Mundial de la Salud de 2010 tenía acceso al tratamiento antirretrovírico que salva vidas. Solo el 13% de las mujeres embarazadas que viven con el VIH tenía acceso a los servicios para prevenir la transmisión del virus a sus hijos y las muertes relacionadas con el sida casi se han duplicado desde 2001, de 6900 a 13 000 en 2012.

La población de Sudán del Sur está formada en gran parte por jóvenes. Según el Banco Mundial, el 51% de la población del país tiene menos de 18 años y el 72% tiene menos de 30. El presidente Kiir reconoció la necesidad de adaptar los servicios contra el VIH a las necesidades de los jóvenes. “Si se permite que sean vulnerables, no habrá país”, afirmó.

El Dr. Loures enfatizó la necesidad de implicar firmemente a las fuerzas armadas en la respuesta al VIH. El ejército de Sudán del Sur ha estado en la vanguardia de la respuesta nacional al sida al haber creado un Secretariado contra el VIH en 2006.

El Dr. Loures también se dirigió a las tropas de la misión de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas desplegadas en Sudán del Sur. Resaltó la responsabilidad del personal de mantenimiento de la paz en la prevención de la violencia basada en el género y la explotación sexual en las zonas en que opera, dos factores clave que exacerban la propagación del VIH en entornos de conflicto y posteriores al conflicto, como se indica en la Resolución 1983 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Durante su visita, el Dr. Loures se reunió con ministros, representantes del Secretario General de las Naciones Unidas y socios de desarrollo para evaluar la respuesta al sida en la nación más joven del mundo. Los debates se centraron especialmente en la seguridad, el mantenimiento de la paz y el VIH en una zona tras un conflicto.

http://www.unaids.org

Siete millones de africanos ya reciben tratamiento para el VIH

El número de pacientes con VIH en tratamiento en África desde 2005, ha aumentado de menos de un millón a más de siete. Naciones Unidas ha querido destacar este logro producido en los últimos años.

24/05/2013 El fondo de Naciones Unidas para el VIH ‘Onusida’ quiere destacar que sólo en el último año el número de pacientes seropositivos en tratamiento en el continente ha crecido un millón; unas cifras que permiten un atisbo de optimismo en el control de la epidemia allí donde su gravedad más preocupa todavía.

Onusida destaca en su información que entre 2001 y 2011, la cifra de nuevas infecciones por el virus del sida en países africanos se ha reducido un 33%. En los últimos cinco años han decrecido también las víctimas mortales a causa del virus.

“África ha sido muy relevante en este revés a la epidemia del VIH”, ha destacado el director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé, que también ha recordado que el continente negro sigue siendo triste epicentro de la enfermedad. De hecho, sigue siendo la región del mundo con mayor número de casos, con 1,8 millones de nuevas infecciones al año y 1,2 millones de muertes por enfermedades relacionadas con los daños del VIH en el organismo.

Un incremento del número de pacientes en tratamiento, destacan todos los especialistas, es una de las armas más efectivas en el control de la propagación del VIH, porque un paciente tratado transmite el VIH con menos facilidad. Por eso, Onusida ha querido aprovechar la celebración del 50 aniversario de la unidad africana para felicitar a los países de la región por sus logros.

Sólo en Sudáfrica, el número de pacientes en tratamiento ha crecido un 20% en el último año, y en 16 estados se ha logrado ya que tres cuartas partes de las mujeres embarazadas tomen la medicación necesaria para no transmitir el VIH a sus hijos durante la gestación y el parto.

El tratamiento del VIH en África funciona peor en hombres que en mujeres

(04.02.2013).-Hoy en día, en África hay más de 25 millones de personas infectadas por el virus del sida, la mayoría mujeres. Sin embargo un estudio realizado en parte por científicos del Institut de recherche pour le développement ha revelado que los hombres responden peor al tratamiento, que tiene como objetivo restaurar el nivel de las células linfocíticas T-CD4, que el VIH reduce.

Entre los 13.000 pacientes de Malawi, Uganda y Kenia tratados en cuatro programas de “Médicos sin Fronteras” de Francia, el estudio ha demostrado que la recuperación de los glóbulos blancos es más lenta en los hombres que en las mujeres.

Debido a la estigmatización social y a problemas relacionados con el trabajo o con el transporte, a menudo los hombres son tratados más tarde y responden peor al tratamiento. Además, la diferencia de respuesta entre ambos sexos puede tener también un origen genético, como los diferentes índices de linfocitos T-CD4, fisiológicamente menores en los hombres.

Las mujeres se ven significativamente más afectadas por el VIH: representan más del 60% de los enfermos del continente africano. La mayor parte de las infecciones se produce a través de relaciones heterosexuales, en las que ellas son fisiológicamente más vulnerables. Sin embargo, entre las personas que tienen acceso a un tratamiento, los hombres presentan una mayor mortalidad.

De manera general, los hombres afectados por el sida se someten a tratamiento más tarde que las mujeres. Temen quedar socialmente estigmatizados después de que se descubra su seropositividad, por lo que a menudo se diagnostican tarde. Aunque las mujeres representan la mayor parte de las personas infectadas, están más sensibilizadas, gracias, sobre todo, a los programas de prevención de transmisiones madre-hijo.