Nuevas esperanzas en un campo en Sudán del Sur

AJOUNG THOK, Sudán del Sur, 27 de junio de 2013 (ACNUR/UNHCR) – Marioma Anur todavía no ha decidido un nombre para su hija de una semana, pero ya tiene una aspiración clara para la niña: quiere que tenga una educación. La semana pasada, Marioma se convirtió en la primera refugiada del campo de Ajoun Thok, en Sudán del Sur, que da a luz. El parto tuvo lugar el 19 de julio en una clínica del campo gestionada por el Comité Internacional de Rescate, un socio de ACNUR, donde el personal había ayudado previamente a tres mujeres de las comunidades locales a dar a luz también a niños sanos. Marioma y su marido, Kambala, huyeron de su pueblo en el vecino Sudán en abril, para escapar de los enfrentamientos entre el gobierno y las fuerzas rebeldes. Meses de bombardeos y escasez de comida habían llevado a la pareja a temer por sus vidas y por las de sus tres hijos. Podían encontrar seguridad, según habían oído, al otro lado de la frontera. Dejando a sus hijos al cuidado de su abuela, la pareja partió a pie hasta Sudán del Sur en un viaje que duró dos días. Cuando llegaron al asentamiento de refugiados de Yida, en el estado de Unity, el personal de ACNUR les habló de las raciones de comida y la asistencia disponible en el campo de Ajoung Thok. El campo se abrió tres meses antes para aliviar la aglomeración del asentamiento de Yida, que fue levantado espontáneamente en 2011 por refugiados que escapaban de la violencia en Sudán. Hogar ya de más de 70.000 personas, Yida también está cerca por la disputada y militarizada frontera y tanto el gobierno de Sudán del Sur como ACNUR lo consideran inadecuado para ser un campo de refugiados. Se ha animado a los refugiados que viven en Yida a trasladarse a Ajoung Thok, donde hay colegios, clínicas y suficiente terreno para que las familias cultiven sus propios productos. Los refugiados al principio fueron reacios a trasladarse, pero cuando se expandió la noticia de los servicios disponibles en el nuevo campo, un elevado número de personas fueron reubicadas. La población de Ajoung Thok asciende a más de 1.700 habitantes ahora. “Ajoung Thok es un campo de refugiados bien establecido, que proporciona un ambiente seguro donde ACNUR puede asegurar una mejor protección y donde el estándar de los servicios disponibles, como la educación y la vivienda, es más elevado”, dijo Serge Berthomeu, responsable del campo de Yida. “El aumento del número de refugiados que se traslada al nuevo campo demuestra que la información sobre Ajoung Thok se está expandiendo y esperamos mayores cifras en los meses siguientes”. Cuando Marioma y su marido llegaron a Ajoung Thok, a ella le diagnosticaron malnutrición severa. La pareja recibió raciones de comida de emergencia y a Marioma se le dio una alimentación suplementaria gracias a un programa de nutrición dirigido por un socio de ACNUR. A la pareja se le asignó un terreno, materiales para el refugio y otro material de socorro. “Estoy agradecida por el apoyo que he recibido en este campo. No pude traer nada de nuestro hogar, y todo lo que tenemos nos lo han dado las agencias humanitarias”, contó Marioma al personal de ACNUR.
Su marido piensa cultivar vegetales con semillas que recibió de otro socio de ACNUR y, con la familia ahora establecida y a salvo en Sudán del Sur, pronto volverán a su pueblo para recoger a sus otros hijos. Como los más de 300 niños que asisten regularmente a la escuela primaria en Ajoung Thok, Marioma quiere que su hija reciba también educación. La familia recibió recientemente la visita de Magdalia, la primera mujer refugiada que llegó a Ajoung Thok. Ella es ahora miembro del Comité de Refugiados y les anima activamente a establecer mecanismos de apoyo comunitario en este nuevo campo. Inspirada por el papel de Magdalia, Marioma desea un futuro brillante para su hija. “Quizá, dentro de algunos años, ella será también una líder”.

Por Lorena Isla en Ajoung Thok, Sudán del Sur

Anuncios

¡Actúa!

Omar tiene 17 años y está en un campo de refugiados

Personas migrantes, refugiados y solicitantes de asilo detenidos indefinidamente en condiciones deplorables ¡Actúa!

En un clima en el que prevalecen el desgobierno, el racismo y la xenofobia, en Libia miles de ciudadanos extranjeros, la mayoría del África subsahariana, son detenidos por largos periodos de tiempo en condiciones inaceptables solamente por su condición de inmigrantes en “centros de retención”.

En estos centros son frecuentes los malos tratos, incluidas las torturas: varios detenidos afirman haber sufrido brutales palizas con tubos de metal y cables eléctricos. Además, a muchas de las personas detenidas se les deniega la atención médica que necesitan, y algunas de ellas han sido deportadas a causa de su salud.

Estas prácticas no sólo violan las obligaciones adquiridas por el país en virtud del derecho internacional humanitario, sino que la propia Declaración Constitucional de Libia aprobada en 2011 garantiza el derecho de asilo.

Por otro lado, la Unión Europea, que este año recibió el Premio Nobel de la paz, y sus estados miembros, siguen dando asistencia a las autoridades libias para reforzar la seguridad de las fronteras y desarrollar una estrategia integrada de gestión de las mismas para frenar la “migración ilegal” hacia Europa. En este sentido la Unión Europea no debe establecer nuevos acuerdos sobre el control de la migración con Libia hasta que el gobierno demuestre que respeta y protege los derechos humanos de los refugiados, solicitantes de asilo y migrantes

La autoridades libias deben actuar inmediatamente para poner fin a la detención indefinida de refugiados, solicitantes de asilo y personas migrantes, incluidos menores, y mostrar al mundo su compromiso con la protección de los derechos de todas las personas en Libia, cualquiera sea su estatus o nacionalidad.

¡ACTÚA! Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email.

Welcome to my country

Hay en el mundo un país que no conoces. No aparece en los mapas. No tiene fronteras, moneda propia, ni bandera. Para conocerlo no necesitas pasaporte ni visa. Necesitas sólo haberlo perdido todo, haber tenido miedo.

Los que viven en él se llaman refugiados. Conócelo

Refugiados

379628_557761367598598_12055498_n

“Los refugiados son personas como nosotros que, por razones ajenas a su voluntad, se han visto obligados a abandonar sus hogares, países, empleos y, a menudo, sus familias para empezar de nuevo en países de acogida”, declaró el presidente del Senado italiano, Pietro Grasso, en un mensaje enviado al director internacional del JRS. – See more at: http://www.jrs.net/news_detail?TN=NEWS-20130616105526&L=ES#sthash.KTDmn3zC.dpuf
“Los refugiados son personas como nosotros que, por razones ajenas a su voluntad, se han visto obligados a abandonar sus hogares, países, empleos y, a menudo, sus familias para empezar de nuevo en países de acogida”, declaró el presidente del Senado italiano, Pietro Grasso, en un mensaje enviado al director internacional del JRS. – See more at: http://www.jrs.net/news_detail?TN=NEWS-20130616105526&L=ES#sthash.KTDmn3zC.dpuf

La UE alerta del aumento “dramático” de refugiados

Refugiados sudaneses en el campo de Djabal. | Afp

“Podemos contar el número de refugiados -más de 46 millones, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, pero no podemos cuantificar el sufrimiento humano, las familias rotas, la infancia destrozada y el impacto en la vida diaria que compañan cuando huyen de una guerra o desastre”, han subrayado en un comunicado conjunto la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, y los comisarios del Interior, Cecilia Malmström,  Desarrollo, Andris Piebalgs, y Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva.

Ashton y los comisarios han admitido que el aumento de refugiados en todo el mundo es “una creciente preocupación” de la comunidad internacional y han dejado claro que Europa debe pensar en los refugiados y desplazados por la guerra en Siria.

“En Europa tenemos un motivo particular para pensar en los refugiados y desplazados ahora que la guerra en nuestras puertas ha desplazado a más de seis millones de sirios, de los cuáles 1,6 millones son refugiados”, ha manifestado.

Por ello, han recordado la ayuda comunitaria “adicional” de 400 millones de euros recientemente anunciada para los refugiados sirios, tanto dentro como fuera del país “conscientes de la creciente presión” que suponen para los países vecinos como Líbano, Jordania y Turquía. La UE y sus Estados miembros han comprometido 840 millones de asistencia para Siria hasta la fecha, han recordado.

“La Unión Europea es una unión construida sobre valores. El más precioso de ellos es la solidaridad hacia aquellos menos afortunados y que necesitan nuestra ayuda para sobrevivir y vivir con dignidad. Por eso, la UE seguirá liderando en la comunidad internacional para ayudar a las personas desplazadas en todo el mundo y para dar la bienvenida a aquellos que buscan refugio frente a la persecución y el conflicto”, han prometido.

http://www.europapress.es

La noticia completa, aquí

Darfur está muriendo

DARFUR

Darfur Está Muriendo , un juego que nos lleva a la experiencia de los 2.5 millones de refugiados que hay en esa región, en Sudán. Los jugadores deben mantener un campo de refugiados en funcionamiento, y evitar el genocidio que allí se produce…

10 litros necesarios al día

Unos 300.000 refugiados malíes se hallan en situación dramática por la falta de agua. Naciones Unidas ha levantado repetidas veces la voz de alarma ante la crisis humanitaria que ha generado el conflicto armado en Malí. Varios cientos de miles de personas se han visto desplazados de su lugar de residencia por los enfrentamientos en el norte del país.

El portavoz del Alto Comicionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), Andrei Mahecic, ha recordado que de los fondos solicitados en los úlimos seis meses para hacer frente a esa emergencia, unos 153 millones de dólares, solo se ha recibido el 13 por ciento. «Nuestros esfuerzos se están viendo amenazados por una terrible falta de recursos económicos», ha dicho este viernes en Ginebra.

Los estánderes mínimos no se alcanzan en esta población en algo tan esencial como el agua, el saneamiento, la vivienda o la educación, según Mahecic. En todo caso, lo más «dramático» es la falta de agua.

Al conflicto armado que ha desplazado a la autoridad de Bamako del norte del país, controlado ahora por grupos yihadistas e independentistas tuareg, hay que unir la ya débil situación en la que vivía una parte importante de los habitantes, sacudidos por la hambruna y la sequía. Llueve por tanto sobre mojado en esta parte del Sahel.

El cambio climático agrava la situación de los refugiados

El cambio climático aumenta la vulnerabilidad de las personas que son obligadas a abandonar sus hogares y buscar refugio en otras regiones o países, según afirmaciones del Alto Comisario de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres.

El exprimer ministro de Portugal se refirió al agravamiento de la situación de los refugiados por el cambio climático en su intervención ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20.

Guterres citó ante los casi cien jefes de Estado y de Gobierno que participan en la Cumbre, los datos de un estudio de ACNUR sobre la situación de decenas de refugiados africanos que fueron obligados a desplazarse por razones ambientales.

“El estudio confirma lo que hemos escuchado de los refugiados hace años. Pese a que hacen de todo para permanecer en casa, ellos no tienen otra opción sino desplazarse cuando las cosechas se pierden y el ganado muere“, afirmó Guterres. Según dijo, “ese desplazamiento muchas veces los lleva a situaciones aún más peligrosas“.

El estudio ‘Cambios climáticos, vulnerabilidad y movilidad humana‘ fue elaborado con base en entrevistas el año pasado a cerca de 150 refugiados en Etiopía y Uganda por investigadores de ACNUR, la Universidad de las Naciones Unidas, la London School of Economics y la Universidad de Bonn.

Según el informe, la mayoría de los entrevistados eran pequeños agricultores procedentes de Eritrea, Somalia y Sudán.

La mayoría dijo haber dejado su casa como última opción y haberse desplazado a una región vecina en carácter temporal. Aunque, finalmente, tuvieron que abandonar su país por el deterioro de las condiciones de seguridad en los lugares en que se habían refugiado.

Los entrevistados dijeron que las causas de abandonar su país fueron, en primer lugar, la sequía y, después, por la violencia.

Muchos aseguraron haber sufrido en sus regiones los efectos de la irregularidad de las lluvias y de sequías prolongadas, más severas que en años anteriores.

Pese a que descartaron que esos cambios climáticos hubiesen provocado conflictos, admitieron que la escasez de alimentos por las sequías agravaron conflictos ya existentes. Esta situación provocó persecuciones y represiones.

“Estoy convencido de que las alteraciones climáticas agravarán la crisis de los desplazamientos por el mundo. Es necesario realizar esfuerzos a escala mundial para responder a ese desafío”, dijo Guterres.

Según ACNUR, los desplazados que cruzan la frontera por problemas climáticos no pueden ser considerados como refugiados necesariamente. Este estatus se reconoce a quienes huyen de conflictos.

Por esa razón, ACNUR se propone lanzar en octubre, en asociación con Noruega y Suiza, una iniciativa que permita atender a las personas que buscan refugio en otros países por los cambios ambientales y climáticos.