El reto de ir a la escuela

En África subsahariana más de la mitad de los niños de primaria no va a la escuela.

En el Día del Niño Africano, informes de UNICEF y del Instituto de Estadísticas de UNESCO revelan que en África subsahariana más de 30 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria permanecen fuera de ella, con más de dos tercios de estos niños en África occidental y central.

Los informes de La Iniciativa Global por los Niños fuera de la Escuela revelan que las oportunidades de ir a la escuela se reducen significativamente si se trata de una niña, vive en una familia pobre, es de una zona rural o es jefe de familia.

“En África occidental y central, 1 de cada 5 niños en edad escolar nunca entrará a un aula” dijo Manuel Fontaine, Director Regional de UNICEF para África occidental y central. “Se necesitan más aulas y más profesores cualificados, pero esto solo no será suficiente para llevar a millones de los niños más marginados a la escuela.Las familias frecuentemente no pueden hacer frente a las tasas escolares o al coste de los materiales básicos.

“África occidental y central tiene el índice más alto del mundo en niños fuera de la escuela, un 28%, lo que significa que unos 19 millones de niños en edad de primaria en esta región están excluidos de la educación,” dijo Ann Therese Ndong-Jatta, Directora de la Oficina Regional de UNESCO  para el Sahel.

El segundo reto apuntado por  La Iniciativa Global por los Niños fuera de la Escuela esla pobre calidad de la educación ofrecida en muchas escuelas; un reto al que frecuentemente se refiere como ‘crisis de aprendizaje’.

Los informes subrayanla importancia de hacer frente a los pobres ingresos, al igual que los temas de localización y género. Hacen hincapié en que la cultura, el idioma, la seguridad y el medio ambiente son aspectos vitales para mejorar la educación. Los informes también destacan la necesidad de un mayor análisis y una planificación más informada según la evidencia con el fin de llegar a los niños excluidos.

“Así no está funcionando”, dijo Mohamed Djelid, Director de la Oficina Regional de UNESCO para África oriental. “Se requieren esfuerzos especiales para reducir los costes reales impuestos a las familias para enviar a sus hijos a la escuela. Los padres deben ser animados a mantener a sus hijos en la escuela, especialmente las niñas de comunidades marginadas y grupos vulnerables, y los niños con discapacidades que están demasiado a menudo en riesgo de estar fuera de la escuela o de abandonarla”.

UNICEF y UNESCO hacen un llamamiento a los gobiernos africanos y donantes a reorientar sus esfuerzos para proporcionar educación gratuita y de calidad. El objetivo final es garantizar que todos los niños, independientemente de sus antecedentes o circunstancias, estén en la escuela y aprendiendo.

http://www.unicef.es

Anuncios